Las entregas de premios son eventos muy importantes en cualquier sector. Son celebraciones donde no sólo se homenajea públicamente a los agraciados, sino que también sirven como excusa para reunir a los mejores especialistas en un ámbito concreto, permitiéndoles relacionarse, intercambiar ideas y forjar las bases de una posible colaboración futura. Asimismo, también sirven como eventos promocionales, no sólo de las personas que reciben los premios a título personal, sino también de las empresas u organizaciones en las que trabajan y que también son nombradas de forma recurrente cuando se anuncian los ganadores y cuando se realizan los distintos agradecimientos.

Estas son sólo algunas de las muchas razones por las que las entregas de premios son muy importantes para cualquier ámbito empresarial y por las que cualquier persona responsable de su organización debe hacer todo lo posible para que sean un auténtico éxito.

Sin embargo, todas estas ventajas que tienen las entregas de premios pueden caer en saco roto si dicha celebración resulta poco dinámica. El riesgo de que la gente se aburra durante las entregas de premios es muy alto, especialmente si hay muchos galardones que otorgar.

Lo que empieza como una noche interesante y excitante acaba siendo un auténtico suplicio si dos o tres horas después de su comienzo, lo único que se ha visto y oído son agradecimientos constantes, historias personales y alabanzas del presentador a los premiados.

Si éste es el caso, muy pronto tus invitados desviarán su atención del desarrollo del evento, perdiéndose todas las ventajas promocionales que hemos indicado antes, y querrán irse lo antes posible cuando acabe, eliminando así la posibilidad de entablar nuevas relaciones de tipo profesional con otros asistentes.

Por lo tanto, es importante que la entrega de premios resulte interesante, dinámica y que fomente el intercambio de opiniones entre los asistentes. Desde Mac Management sabemos que ésto puede ser algo complicado, por lo que queremos darte algunos consejos para conseguir que tu entrega de premios tenga el mayor éxito posible.

Realiza una cena o un buffet previo: Reúne a los asistentes y a los homenajeados antes de que comience la entrega de premios alrededor de una suculenta comida o en su defecto, de unas copas y algunos tentempiés.

Esto permitirá a tus asistentes conocerse e intercambiar opiniones sobre todo tipo de cosas en un ambiente distendido, antes de que tengan que fijar su atención en la celebración propiamente dicha.

Además, les permitirá relajarse y divertirse, lo que hará que se enfrenten a la entrega en sí de mejor humor y con la sensación de que ya han conseguido algo relacionándose con sus compañeros y forjando nuevo contactos que pueden ser muy útiles en un futuro.

Por último, pero no por ello menos importante, les permitirá mantener a raya el hambre durante la celebración, sobre todo si esta va a ser relativamente larga. Aunque parezca algo trivial, sentir hambre o sed puede llegar a distraer mucho a una persona y afecta su capacidad de atención y de disfrute de una situación determinada, por lo que no subestimes su importancia. ¡Tenlo en cuenta!

El humor puede ser tu mejor arma: Hay pocas cosas más efectivas para mantener la atención de la gente que una buena dosis de humor. Por lo tanto, asegúrate de recurrir a él constantemente a lo largo de la entrega de premios, tanto en las presentaciones de los premios y ganadores como en los tiempos muertos que se pueden producir entre galardón y galardón.

Un buen presentador puede hacerse cargo de esto a través de chistes ingeniosos y pequeños monólogos que recobren la atención que pueda haberse perdido. Lo mejor es que dichas chispas humorísticas estén relacionadas con el ámbito profesional al que se vinculan los premios, de modo que prácticamente todo el mundo entienda el sentido de las bromas.

Sin embargo, el organizador siempre debe tener mucho cuidado con esto, pues una mala broma o una frase sacada de contexto puede llegar a suponer un desastre publicitario para una empresa.

Por lo tanto, recuerda que debes revisar el guión del humorista concienzudamente antes del evento y eliminar cualquier alusión que te parezca mínimamente que puede causar cualquier tipo de malentendido.

Explica al humorista o presentador que hayas elegido las razones para ello, pero sé inflexible en este punto. Muchas empresas han recibido mucha mala prensa por un mal chiste hecho público en alguno de sus eventos y este es un riesgo que tú no puedes permitirte correr.

Aprovéchate del factor sorpresa: Otra forma estupenda de mantener la atención de tu público y de mantenerle entretenido es haciendo un buen uso del factor sorpresa.

Además, esto no solo hará que tu celebración sea más divertida, sino que también conseguirá que tus invitados recuerden con aprecio la entrega de premios que has organizado, contándole su experiencia a sus amigos, recomendándote y promocionando así de forma indirecta tus servicios.

Puedes conseguir sorprender a tus invitados de muchas formas, dependiendo de tu presupuesto y de la originalidad que quieras exhibir. Estas “sorpresas” pueden ir desde la utilización de la más avanzada tecnología como acompañamiento durante el desarrollo del evento, como la utilización de luces LED, proyección de mapas, escenarios y maquetas en 3D. ¡El único límite es tu imaginación!

Intenta forjar un vínculo entre los homenajeados y tu audiencia: Por mucho que lo intentes, la presentación y los agradecimientos de los premiados se llevarán la mayor parte del tiempo dedicado a este evento.

Sin embargo, las virtudes, peripecias vitales y agradecimientos familiares de una persona que no se conoce puede llegar a interesar poco a una gran parte del público más allá de los límites impuestos por la cortesía. Sin embargo, será mucho más fácil mantener la atención de tu público y conseguir que recuerden tanto a los premiados como a las empresas a las que pertenecen si se establece algún tipo de vínculo entre la audiencia y el homenajeado.

Explica a tu público quién es la persona que recibe el premio y por qué sus aportaciones son únicas. Si puedes, para hacer esta presentación más amena, exhibe un vídeo centrado en esa persona de corte humorístico o bien donde sus compañeros cuenten anécdotas sobre él o ella o donde se presenten sus proyectos o avances más interesantes y novedosos.

Esto creará un vínculo entre el público y el homenajeado que despertará el interés del público por esa persona. Habrá más posibilidades de que recuerden a esa persona y a la empresa a la que pertenece, así como las razones por las que se le ha otorgado ese premio, lo que conlleva cierto grado de promoción y la posibilidad de crear nuevos vínculos profesionales en un futuro.

Por lo tanto, trata de crear ese vínculo. ¡Eso sólo puede redundar en tu beneficio!

Hacer una entrega de premios dinámica, interesante y divertida es siempre un auténtico reto. ¡Confía en nosotros y organiza una celebración de la que todo el mundo hablará maravillas!