En algunas ocasiones, es inevitable que nuestro evento coincida con otro del mismo sector. Siempre es preferible que se evite tal competencia, si se tiene noticia desde el principio de que también se van a realizar otros eventos similares en las fechas que estamos barajando. Al fin y al cabo, la idea es que acudan tantas personas interesadas como sea posible y su coincidencia con otro del mismo sector siempre disminuirá la cantidad de potenciales asistentes al tuyo.

Sin embargo, si ya es imposible modificar las fechas porque te has enterado de la realización del otro evento cuando ya era demasiado tarde para cambiar nada, entonces en Mac Management nuestra agencia de comunicación y organización de eventos vamos a darte algunas pautas que te ayudarán a conseguir que tu evento sea siempre la primera opción para los potenciales interesados.

Potencia tus puntos fuertes. Cuando existe una clara competencia por el mismo público entre dos eventos, es más importante que nunca resaltar los puntos fuertes del tuyo.

Cuando no hay competencia en las mismas fechas, tienes más posibilidades de limitarte a hacer una campaña promocional más habitual, pues los interesados en la temática no tendrán muchas más alternativas.

Sin embargo, cuando sí tienen otras opciones, debes convencer a tu público potencial de que no pueden perderse tu evento bajo ninguna circunstancia.

¿Va a acudir a tu evento un speaker, un personaje famoso o una eminencia en la industria? Entonces su nombre tiene que aparece en todos los elementos promocionales que pongas en circulación.

¿Es un evento que va a tener eco a nivel internacional y está apoyado por instituciones de renombre? Entonces el nombre de dichas sponsors o patrocinadores internacionales que lo apoyan tienen que aparecer en todo momento, como una muestra de la calidad que tendrá tu evento.

¿Se va a presentar algún nuevo producto que se considera que va a provocar un gran impacto en la industria? Entonces tienes que describirlo de tal manera que los posibles asistentes sepan que no se lo pueden perder.

La clave está en promocionar el evento remarcando las muchas virtudes que tendrá, de forma que, en caso de duda, tus posibles asistentes sepan que el mejor de ambos es, sin duda alguna, el tuyo.

Nunca desprestigies al rival. Algo que nunca debes hacer es desprestigiar o criticar a tu rival para que los potenciales asistentes a su evento decidan que no tiene la calidad suficiente y prefieran acudir al tuyo.

Esta técnica, aparte de ser poco deportiva, acostumbra a conseguir los resultados contrarios a los que buscas, dado que parecerá que simplemente estás haciendo competencia desleal.

Lo mejor para ti es que ni menciones a tu competencia y en el caso de que lo tengas que hacer por cualquier circunstancia, alaba a los organizadores, pero remarca que tu evento es una mejor opción por la multitud de ventajas que presenta.

Nunca hagas nada que pueda interpretarse como una crítica o un intento de desprestigiar a los demás, pues eso solo conseguirá que los posibles asistentes piensen mal de ti. Trata a la competencia siempre con respeto.

Presenta tus credenciales. ¿Has realizado otros eventos en el pasado que hayan sido enormemente exitosos e importantes para tu sector? ¿Es conocida tu empresa por algún aspecto especial en el que se destaque mucho de los demás?

Si la empresa que organiza o apoya el evento tiene un aspecto por el que es conocida de forma positiva en la industria, entonces promociónalo.

En caso de duda, a la gente le gusta saber que va a acudir a un evento cuya calidad está garantizada porque se ve apoyado por instituciones, organizaciones o personas de reconocida fama y que ya han tenido un éxito rotundo en similares empresas en el pasado.

Por lo tanto, deja claro a tus posibles asistentes que pueden confiar en ti para disfrutar de un evento de calidad y relevancia.

Eso te dará mucha más confianza de la que puedes imaginar, especialmente si tu competencia no es demasiado conocida o los potenciales asistentes no reconocen su marca a primera vista.

Ofréceles un incentivo goloso. Si tu evento es equiparable al de la competencia en muchos de los aspectos en los que hemos hecho hincapié en las líneas anteriores, entonces ofrece a los posibles asistentes un pequeño incentivo para que se decidan a tu favor.

Dicho incentivo dependerá del tipo de evento que estés organizando, pero puede ser desde ofrecer muestras gratuitas hasta la organización de excursiones, pasando por valioso material adicional o posibilidades de conocer a los personajes importantes de la industria que acudan, por citar sólo algunas posibilidades.

Además, si decides ofrecer dichos incentivos, no te olvides de promocionarlos. ¡De nada te servirán si la gente no sabe que los ofreces!

Por lo tanto, ofrece a tus asistentes potenciales elementos extra que añadan valor a tu evento y les ayude a decidirse a tu favor. ¡Te aseguro que pueden suponer una gran diferencia!

Si tu evento coincide con otro del mismo sector, no te preocupes. Resalta tus puntos fuertes, apóyate en tu prestigio y ofrece a tu potencial público incentivos extra para que no tengan ninguna duda de que tu evento es al que deben acudir.