En nuestra sociedad, los distintos deportes tienen una importancia creciente y el mundo empresarial empieza a hacer uso de ellos para enfatizar algunos puntos de sus estrategias comerciales o de marketing. La organización de eventos deportivos con el objetivo de conseguir beneficios promocionales o relacionados con la difusión de algún producto o información es cada vez más común y por eso queremos proporcionarte algunas pistas que te ayudarán a conseguir que el evento deportivo de tu empresa sea un auténtico éxito.

Elige bien el deporte con el que te quieres identificar. ¿Qué es el objetivo que quieres conseguir con tu evento deportivo? ¿Qué mensaje quieres hacer llegar? Dependiendo de las respuestas que des a estas preguntas, tendrás que elegir el deporte que se adapte más a tus necesidades.

Aunque puede ser tentador optar por los deportes más populares, como el fútbol o el baloncesto, con el objetivo de atraer la mayor cantidad de atención posible sobre el evento, puede que esas no sean tus mejores opciones.

Siempre hay mucha información en relación a los deportes más populares y es fácil que tu evento se pierda en el ruido, al mismo tiempo que es muy difícil sorprender a los asistentes, que sin duda estarán bien versados en el desarrollo de tales actividades.

Por lo tanto, no te dejes tentar por el atractivo de los deportes más conocidos y organiza tu evento centrándote en aquel que se adapte más a tus necesidades.

Un ejemplo, si la promoción que quieres hacer está vinculada al ámbito internacional, elige un deporte poco habitual en nuestro país pero que se practique mucho en la nación a la que te quieres vincular, como el béisbol en el caso de Estados Unidos, el polo en el de Reino Unido o el bádminton en relación a China.

Por otro lado, si quieres proyectar una imagen elegante y sofisticada, puedes elegir deportes donde el elemento artístico tenga mucha importancia, como la gimnasia artística, la gimnasia rítmica o la natación sincronizada. Hay una gran cantidad de deportes minoritarios que pueden ayudarte a proyectar la imagen que quieres de tu empresa, por lo que no te dejes cegar por los brillos de los más famosos y elige aquel que se adapte mejor a tus objetivos empresariales.

Antes de hacer nada, escoge el tipo de evento deportivo que quieres organizar. En Mac Management lo primero que te preguntaremos es qué tipo de evento deportivo te vendría mejor? Existen muchos tipos y como en el caso anterior, dependiendo de la imagen que quieras proyectar, te vendrá mejor escoger una categoría u otra.

Por ejemplo, si quieres transmitir a tu público que tu empresa quiere estar constantemente en contacto con sus clientes, entonces puedes organizar un pequeño torneo en el que puedan apuntarse miembros del público en general y en el que también vayan a participar directivos y miembros destacados de tu compañía.

Por otro lado, si quieres proyectar una imagen de solidaridad y de preocupación social, puedes organizar partidos en los que se enfrenten equipos compuestos por personas de grupos en riesgo de exclusión social, donando a instituciones de caridad el importe de las entradas del evento y realizando también una importante contribución económica por parte de la empresa para mejorar la vida de esas personas, consiguiendo así proyectar una imagen positiva de tu empresa.

Por otro lado, si lo que quieres es impresionar o sorprender a invitados extranjeros o miembros de otras empresas con los que quieres colaborar, lo mejor será que realices un evento en el que equipos o clubes profesionales realicen una exhibición de calidad y de un nivel muy alto.

Así pues, dependiendo del objetivo que quieras alcanzar deberás elegir un tipo de evento deportivo u otro y adaptar la, organización del mismo posteriormente a la decisión tomada.

Asegúrate de que la fecha del evento no coincide con ningún otro acontecimiento deportivo relevante. Si en la misma fecha en la que vas a realizar tu evento se va a producir otro de similares características o, incluso, de más importancia, tu público potencial puede llegar a elegir acudir al otro, lo que afectará negativamente al impacto y relevancia que tendrá tu evento.

Si es posible, lo mejor sería que organizaras dicho evento en una época en la que no suele haber actividades relacionadas con el deporte que hayas elegido; de esta manera, no habrá tantas noticias relacionadas con este y muchos aficionados, ante la falta de otros acontecimientos de similar naturaleza, se verán mucho más atraídos por tu evento de lo que lo estarían cuando la temporada de dicho deporte está en su punto álgido.

Por ejemplo, si has escogido el fútbol como tu deporte, entonces puedes organizar tu evento durante las vacaciones de verano o los parones de Navidad o Semana Santa, cuando no hay liga ni competiciones internacionales que atraigan la atención de la gente y la desvíen de tu acto.

Por el contrario, si has elegido un deporte de exhibición como la gimnasia artística, puedes organizarlo durante los meses de enero o febrero, cuando han pasado varios meses desde el fin del último mundial o juegos olímpicos y todavía no han tenido lugar los campeonatos de Europa, los campeonatos nacionales o las pruebas de copa del mundo, por lo que los aficionados estarán deseosos de volver a ver a profesionales practicar su deporte favorito durante esos meses de parón.

Así, si realizas tu evento deportivo en un momento en el que no hay competiciones oficiales del deporte que has elegido, este atraerá el doble o el triple de atención que en otros momentos en los que existan más noticias sobre él. ¡Aprovéchate de ello!

Si vas a realizar un torneo de cualquier índole, instaura un comité o consejo de jueces que velen por el correcto desarrollo de las pruebas. Cuando se practica un deporte, es muy fácil perder los papeles con una rapidez y una fiereza inusitadas, especialmente si las personas que lo practican no son profesionales.

Las tanganas, los insultos y las peleas de índole personal entre dos jugadores son acontecimientos que se pueden producir con una velocidad inusitada. Sin embargo, esto es algo que debes intentar evitar que pase durante tu evento a cualquier precio, pues solo podrá dar una imagen negativa de tu empresa y dejará un mal sabor de boca constante a tus asistentes que empañará tu recuerdo durante mucho tiempo.

Para intentar evitar este tipo de sucesos en la medida de lo posible, crea un comité o consejo de jueces cuyos miembros tengan como única labor vigilar que el juego se desarrolle correctamente, que tengan la autoridad para abortar cualquier tipo de enfrentamiento violento o desagradable que pueda producirse y que lidie con aquellas quejas que cualquier persona pueda tener.

Este consejo o comité no tiene como objetivo sustituir a los árbitros de cada partido o competición, sino servir de apoyo y ayudar a controlar que todo se desarrolle con la mayor deportividad posible y evitar la mala imagen que cualquier suceso violento o desagradable pueda proyectar sobre la empresa.

Éstas son algunas de las muchas cosas que tienes que tener en cuenta a la hora de realizar un evento deportivo de índole empresarial. ¡No dejes de seguir estos consejos y logra que tu evento proporcione grandes beneficios a tu compañía!