A la hora de trabajar en el desarrollo de eventos o de contratarlos, tendrás que tener muy bien diferenciados los diferentes tipos de eventos que existen a nivel comercial y publicitario, para que sepas cuales contratar primero y a cuales quitarle el máximo partido. Un evento se entiende por ese espacio en el que podrás exponer una actividad, un producto o una obra de arte, bien sea de estilo comercial para venderlo o cultural, para hacer que sea conocido y gane prestigio en un determinado grupo social.

Los eventos se pueden aplicar a cualquier ámbito, pudiendo prestar atención al informativo en forma de ruedas de prensa, al educativo en forma de foros, al de ocio en forma de exposiciones.

Espectáculos, conciertos, danza, teatro, o muestras de arte interactivas pudiendo alcanzar otras ramas como la deportiva creando carreras solidarias o competiciones.

O el comercio creando mercados solidarios o incluso ferias outlet, siendo una gran oportunidad de promoción para las diferentes empresas de muchos sectores, como la moda, la cosmética o la alimentación.

Los eventos sociales suelen reunir a un grupo determinado de personas que se mueven en el mismo sector o en el mismo vínculo, normalmente vemos ejemplos diarios en las graduaciones, premios o clausuras, siendo el reflejo de unos buenos momentos para compartir, en una comunidad que ha compartido vivencias durante una temporada destacable de tiempo.

Se suelen buscar recompensas, así como premios, que van desde los regalos conmemorativos a las medallas o diplomas.

El evento deportivo, mientras tanto, puede ofrecer dos o tres premios, que se asignarán a los mejores ganadores, que obtengan las mejores puntuaciones. La rigidez en control de tiempos y el cumplimiento de detalles, obliga a que la organización esté muy pendiente del evento para que se cosechen excelentes resultados.

Los eventos de ocio, suelen ser los más llevaderos, debido a que siempre se asocian con la diversión y el placer, para la mayoría de las personas suelen ser relajantes e inspiradores, teniendo que llevar control por parte del equipo técnico y el de producción y dirección.

La mayoría de los eventos destacan porque no son actividades que se repiten, siendo únicas e irrepetibles.

Aunque haya, por ejemplo, ediciones de conciertos que se vuelven a crear a lo largo de cada año, siempre varían en su producción, pudiendo cambiar de fecha de exhibición o en su lugar de realización, variando hasta el aforo.

En muchos eventos será normal que veas venta de merchandising, sobre todo en conciertos, creando una buena manera de ingresos que te ayudará a hacer que la planificación del evento sea totalmente exitosa y rentable, teniendo en cuenta también el dinero obtenido de la venta de entradas y taquilla.

También será habitual que en las presentaciones de disco o en exposiciones puedas ofrecer material inédito, creando una buena manera de hacerte ver y crear que el “boca a boca” haga el resto, logrando muchas recomendaciones y comentarios acerca de tu trabajo, que te ayudará a ganar popularidad y a hacerte más famoso.