En el mundo empresarial es muy habitual que se regalen pequeños objetos a clientes, socios o compañeros de profesión con el objetivo de hacer promoción y no caer en el olvido. Esta práctica también se está extendiendo en el mundo de los eventos de empresa, en muchos de los cuales se reparten a los asistentes algunos detalles o bolsas de regalo conmemorativas del día con los mismos objetivos.

Pero si esos regalos no son los adecuados, sólo suponen un gasto de dinero inútil para tu empresa. Por ello, desde Mac Management queremos ayudarte a identificar cuáles son los mejores regalos promocionales que puedes repartir en tu evento para conseguir los mayores réditos posibles.

Relaciona los regalos que vas a dar con el tema y el sector profesional al que se vincule tu evento. Como bien sabes, los bolígrafos son uno de los regalos de tipo profesional más difundidos, precisamente por su utilidad.

Todos vamos a tener que echar mano a un bolígrafo de vez en cuando, por lo que se considera que es una buena forma de recordar el nombre de la empresa a posibles interesados en sus servicios. La misma lógica debe aplicarse a cualquier regalo que se dé en cualquier tipo de evento.

Una cosa poco útil acabará en el fondo de cualquier armario o cajón para no ser vista nunca más, lo que no servirá a tu propósito. Por lo tanto, escoge regalar algo que se utilice asiduamente en el sector profesional al que estés vinculado. Si la gente usa ese producto, se acordará continuamente de ti de una forma muy positiva.

Sé original. En relación con lo que hemos dicho en el punto anterior, tus regalos deben ser útiles, pero también originales. Probablemente, la mayoría de la gente que acude a uno de tus eventos tendrá millones de bolígrafos, camisetas, alfombrillas para ratón y cosas similares con logos de todo tipo de compañías que no utilicen nunca porque no les llaman la atención.

Por ejemplo, si estás vinculado al ámbito informático, ofrecer una alfombrilla de ratón no supondrá ninguna novedad, pero si en vez de una alfombrilla al uso presentas una que funcione como calienta-manos con la forma de un animal gracioso, la cosa cambia mucho y más asistentes se animarán a usarla de forma habitual.

Lo mismo puede ocurrir con las agendas. Todos los años, las personas relacionadas con el ámbito de los negocios tienen acceso a un sinnúmero de agendas, pero solo utilizan una.

Si ofreces una agenda repleta de frases ocurrentes, que levanten el ánimo y hagan reír, en vez de una impersonal en la que apenas aparezca más que un calendario, el nombre de tu empresa y las fechas del año, tendrás más posibilidades de estar continuamente delante de los ojos de un posible cliente lo que resta del año.

No sigas las convenciones; la utilidad es importante, pero hay incontables objetos útiles al alcance de la mano de tus posibles clientes. Haz algo útil original y la mayoría de ellos lo preferirán al resto.

Intenta ser único. Muy relacionado con el tema de la originalidad, nos encontramos con el de la exclusividad. En un mundo crecientemente competitivo, donde la gente busca cada vez más productos únicos, dar un regalo exclusivo en tu evento puede potenciar mucho su uso y, por ende, tu visibilidad, especialmente si dicho evento consigue mucha relevancia en el sector en el que se ubica.

Esta exclusividad tampoco debe estar reñida con la originalidad y la utilidad, características que hemos mencionado anteriormente, pues si no se cumplen, por muy exclusivo que sea el objeto, lo más probable es que no se use.

Lo más efectivo es elegir un objeto útil, de uso común y hacer del diseño la fuente de la exclusividad. Por ejemplo, si se regala un cuaderno, se puede encargar el diseño de la cubierta a un caricaturista destacado, que haga un chiste especial y exclusivo para ese cuaderno relacionado con la temática del evento o el sector con el que está relacionado.

Del mismo modo, puedes encargar una combinación de colores especial y muy reconocible para decorar la mochila o la bolsa donde vayan el resto de regalos y que tus invitados pueden usar posteriormente, de modo que cualquiera que vea ese particular diseño sepa que esa persona ha acudido a ese evento en particular.

Puedes incluso promocionar esa exclusividad, indicando por qué esos regalos son únicos en su categoría, haciendo que todos los participantes de tu evento se sientan parte de un club exclusivo y destacado en el que han entrado gracias a tu empresa.

No subestimes el poder de la exclusividad; la posibilidad de hacer que los participantes a un evento se sientan especiales puede darte una inmensa cantidad de beneficios en términos de promoción y de mejora de la imagen.

Incluye algo para los niños. Está demostrado que aquellos asistentes a eventos que tienen hijos tienden a hacer más caso y a llevarse a casa aquellos objetos que consideran que sus pequeños pueden disfrutar.

Por lo tanto, tendrás muchas posibilidades de permanecer continuamente en el pensamiento de los padres si los hijos utilizan constantemente los objetos que tú les has regalado. Por ello, incluye entre los regalos objetos coloridos y divertidos que puedan gustar a los niños.

Mochilas coloridas con dibujos, cajas de pinturas, muñecos o pequeños juguetes electrónicos con el logo de la empresa despertarán el interés de los más pequeños, Si consigues atrapar su atención, permanecerás constantemente en la mente de sus padres y esto te proporcionará una promoción muy valiosa.

Si te decides a dar regalos de empresa en tus eventos, asegúrate de no estar tirando el dinero creando algo que realmente llame la atención de los asistentes. Reparte algo que sea útil, original y si es posible, exclusivo, relacionando siempre los objetos con el sector en el que estás especializado.

Si consigues aunar todas estas características, el nombre de tu empresa puede llegar a permanecer delante de los ojos de tus potenciales clientes durante años a través de los objetos que les has regalado. Pruébalo; no te arrepentirás.