La presencia de marcas promocionales y sponsors en todo tipo de eventos es cada vez más común. En un momento en el que cada vez es más costoso organizar cualquier evento, muchas veces es necesario contar con la ayuda económica de alguna empresa o institución que nos proporcione el dinero que necesitamos a cambio de promoción. Asimismo, las empresas también ven en distintos tipos de eventos la posibilidad de situar sus productos o servicios delante de los ojos de posibles clientes en un momento en el que cada vez resulta más difícil conectar con unos consumidores hartos de ver anuncios por todas partes.

Sin embargo, a la hora de considerar si es conveniente o no aceptar la oferta de un sponsor determinado, debes tener muy en cuenta que esa marca que te promocione será automáticamente vinculada tanto a tu evento como a tu empresa, organización o institución.

Por lo tanto, debes asegurarte de que represente los valores que tú quieres que se vinculen a ti o tu reputación puede sufrir las consecuencias.

En Mac Management sabemos bien lo importante que es esto, por lo que queremos presentarte algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de aceptar o no la oferta promocional de un sponsor para tu evento.

No te dejes cegar por el dinero. Somos perfectamente conscientes de que esto es más fácil decirlo que hacerlo, sobre todo si no tienes demasiado presupuesto para organizar tu evento, pero es algo demasiado importante como para no mencionarlo en primer lugar.

En algunas ocasiones, recibimos una oferta tan buena que el dinero nos ciega y no pensamos en nada más antes de decir que sí. Pero debes recordar siempre que el dinero no es lo más importante. No puede convertirse en la única cosa importante a la hora de escoger un sponsor determinado o no.

Si por ejemplo, un sponsor que te ofrece mucho dinero desea en cambio tener el control prácticamente total de tu evento o quiere cambiar de forma sustancial el mismo para que se adapte mejor a sus intereses particulares, claramente se trata de una oferta que debes dejar pasar.

Este es solo un ejemplo, pero hay muchos más motivos por los que debes examinar concienzudamente cualquier oferta que te llegue antes de aceptarla, independientemente del número de ceros que aparezca en el papel.

Asegúrate de que la imagen y los ideales que transmite tu sponsor se corresponde con los tuyos. Como hemos indicado anteriormente, los asistentes a tu evento vincularán inmediatamente a tu sponsor contigo.

Por lo tanto, debes asegurarte de que los ideales y la imagen que este transmite se corresponden con los tuyos y sobre todo, que sean indudablemente positivos. También puedes elegir un sponsor que transmita valores complementarios a los tuyos, para aumentar el espectro de imágenes positivas que podáis transmitir juntos a los asistentes a tu evento.

Pero, en cualquier caso, asegúrate de que no te relacionas con la imagen de una empresa o institución que represente aspectos o ideas contrarios a los tuyos.

Mantente atento a las últimas noticias e investiga cuidadosamente la imagen pública de la empresa o institución que está interesada en tu evento. Supongamos que llega a tu oficina una oferta muy jugosa de una empresa que no es muy conocida pero que parece interesante.

Echas un vistazo a su página web, a su documentación corporativa y hablas con los responsables y decides que puede ser una buena opción. Todo parece ir bien pero, cuando se está realizando el evento, te enteras, a través de alguno de sus asistentes, que dicha empresa ha estado vinculada en los últimos tiempos a algún tipo de escándalo y que está intentando limpiar su imagen.

Si esto ocurre, los asistentes a tu evento no verán con buenos ojos tu vinculación con esa empresa o institución poco limpia a sus ojos y la sombra de sospecha y rechazo se extenderá sobre ti. Por lo tanto, investiga cuidadosamente a todas aquellas empresas que quieran vincularse a tu evento y rechaza de plano las que puedan manchar tu buen nombre.

Ten especialmente en cuenta las últimas noticias vinculadas a dichas empresas, pues constituirán la última imagen que los asistentes a tu evento tendrán de dicha organización.

Si ha existido la más mínima noticia en los últimos tiempos que haya podido enturbiar su imagen, no consientas que la relacionen contigo. Puede perjudicarte mucho en todos los ámbitos.

Si es posible, utiliza como sponsor a una empresa o institución que esté relacionada con tu nicho empresarial de alguna manera. En muchas ocasiones, los asistentes a un evento se sorprenden al descubrir que este se encuentra promocionado por una empresa o institución que no parece tener mucho que ver con él.

No consiguen ver una conexión clara entre ambos y eso les hace preguntarse por qué esa empresa ha decidido promocionarte y por qué tú has aceptado su oferta.

No es algo negativo, pero tampoco positivo y muchos de los asistentes con los que puedes desear hacer negocios pensarán que has aceptado tal acuerdo porque necesitas dinero o te ves muy influenciado por él, lo que no te resultará muy provechoso.

Por lo tanto, para evitar confusiones, intenta, si es posible, escoger un sponsor que esté vinculado de alguna manera al tema de tu evento para evitar confundir a tus asistentes y que saquen conclusiones erróneas que puedan perjudicarte. Lo agradecerás.

Contar con la colaboración económica de un sponsor puede ayudarte mucho a la hora de hacer realidad los planes que tienes para tu evento, pero actúa con precaución.

Tu imagen y la de tu sponsor se verán inevitablemente ligadas, por lo que debes escoger sabiamente el producto, la empresa, la institución o la organización. ¡No te dejes cegar por el dinero y escoge la opción más beneficiosa para el futuro de tu organización!

¡A largo plazo, lo agradecerás!