Las fiestas de empresa son eventos muy importantes, especialmente en empresas de mediano o gran tamaño, donde la mayoría de los empleados no se conocen entre sí. Éstas permiten que los trabajadores se relacionen entre sí en un ambiente informal o festivo, lo que puede hacer que se aprecien más y se entiendan mejor en un futuro, lo que sólo pueden redundar en beneficios para la empresa y para el ambiente de trabajo en particular. Sin embargo, no es tan fácil conseguir que los trabajadores se relacionen los unos con los otros en un acontecimiento empresarial. Lo más natural es que cada uno se junte con aquellas personas que ya conoce y evite correr riesgos que puedan crearles cualquier incomodidad en un futuro en su ambiente de trabajo.

Esta actitud, completamente comprensible, acaba, sin embargo, con el objetivo para el que se realizan este tipo de reuniones. En Mac Management sabemos perfectamente lo complicado que puede resultar que tus trabajadores se relajen y estrechen vínculos en las celebraciones de empresa, por lo que queremos darte a continuación algunas ideas sobre cómo puedes conseguirlo fácilmente.

Utiliza el humor para relajar el ambiente. Sabemos que es un recurso que se utiliza en todo tipo de celebraciones y que ya hemos mencionado en otras ocasiones, pero es que realmente es la mejor forma de relajar el ambiente y conseguir que una sala llena de gente que no se conoce bien entre sí deje a un lado la timidez y la extrañeza y empiecen a romper el hielo.

Empezar la fiesta con un espectáculo de humor es la mejor manera de conseguir que tus trabajadores encaren el resto de la velada con la mejor actitud posible. Desde nuestra empresa de organización de eventos Mac Management, te recomendamos que contrates los servicios de un monologuista experimentado que pueda presentar uno o varios monólogos relacionados con el sector laboral al que se vincula tu empresa.

Ésto hará que la mayoría de los empleados se sientan identificados con una o varias de las situaciones que describirá el humorista y esto fomentará el intercambio de opiniones entre las distintas personas.

Si el presupuesto nos lo permite, se pueden seleccionar diversos vídeos de esta naturaleza y reproducirlos al inicio de la fiesta, con lo que se conseguirá un resultado similar, aunque menos personalizado. En cualquier caso, siempre es una gran opción para que todos empiecen la velada con una sonrisa.

Crea espacios de integración en los que todo el mundo que quiera pueda disfrutar de una actividad concreta. Nada une más a las personas que una afición común. Por ello, si tienes suficiente sitio, puedes dedicar un espacio determinado a ciertas actividades populares para que todos aquellos trabajadores que disfruten de ellas se unan para practicarlas y estrechen lazos basándose en ellas.

Por ejemplo, si tienes muchos empleados jóvenes, puedes crear un espacio que les permita jugar a los videojuegos más populares del momento. Si, por el contrario, tienes muchos trabajadores que disfrutan del minigolf, puedes incluir un pequeño campo y organizar un pequeño torneo entre las personas interesadas.

Puedes incluso crear pequeños espacios dedicados a un tema, como la literatura o el cine, por ejemplo, para que todas las personas interesadas se puedan reunir en ese rincón para hablar de sus aficiones comunes. Estos grupos romperán las barreras impuestas por las jerarquías y los departamentos, dado que todo el mundo podrá participar en ellos dependiendo de sus gustos y ayudará a estrechar lazos entre personas que tienen intereses comunes que pueden llegar a traspasar la barrera profesional.

Organiza talleres interesantes y divertidos. Aquellos talleres en los que todo el mundo puede aprender a hacer algo es un recurso genial para estrechar lazos entre los trabajadores, ya que empecerán a conocerse y a conectar aprendiendo a realizar algo que antes no sabían hacer.

Lo mejor es que se organicen talleres de diferentes cosas para que se adecúen más o menos a los gustos de todo el mundo. Puedes organizar por ejemplo, un pequeño taller de cocina, de baile o de actuación, en los que todos los asistentes a la fiesta puedan participar en un ambiente festivo y de buen humor.

Realiza torneos de juegos de mesa por equipos. Los torneos realizados por equipos fomentan un sano espíritu competitivo, al mismo tiempo que estrechan los lazos existentes entre los distintos miembros. Si es posible, también puedes realizar torneos deportivos, pero como una empresa está compuesta por personas de todas las edades y condiciones físicas, un torneo de juegos de mesa es una opción más segura.

Puede ser cualquiera de los juegos de mesa más habituales, como el Trivial, el Pictionary o el Scattergories entre otros muchos. Forma equipos compuestos por personas que no se conozcan demasiado entre sí y que pertenezcan a departamentos que suelan colaborar, para conseguir que se conozcan, se comprendan y se valoren más los unos a los otros.

Finalmente, indica que el equipo ganador recibirá un buen premio, para que los grupos se lo tomen lo más en serio posible. Ésta es una forma genial de fomentar la colaboración entre personas que anteriormente no se conocían y de mejorar el trabajo el equipo, algo que sólo puede repercutir en beneficio de la empresa.

Existen otras muchas actividades que se pueden realizar en las fiestas de empresa para fomentar la interactuación entre los distintos trabajadores, tanto generales como otras vinculadas específicamente a la naturaleza de la empresa de la que estemos hablando.

El único límite que tienes a este respecto es tu imaginación. Así pues, ayuda a tus empleados a relacionarse en tus fiestas de empresas poniendo en práctica ideas originales y divertidas como las que aquí te presentamos. ¡No te arrepentirás!