A primera vista, el nombre de un evento puede parecer algo secundario, ¿verdad? Con todas las cosas que hay que preparar, la gran promoción que hay que poner en práctica y todas las circunstancias que se deben tener en cuenta, parece algo a lo que no deberíamos prestarle mayor atención.