En los últimos años en los que el dinero sin duda escasea, el crowdfunding se ha convertido en uno de los métodos más populares para conseguir fondos con los que organizar un buen evento de cualquier tipo.