Cuando nos vemos obligados a viajar para acudir a una reunión, a un curso de formación, a una conferencia o a un congreso, tenemos la sensación de que no vamos a hacer nada productivo mientras estamos fuera.