A la hora de crear un evento también es muy importante valorar cuánto de interesante y vendible es un producto, seguro que en alguna ocasión no te has dejado asesorar y te has sorprendido ante los resultados, pensando que ibas a atraer más la atención de tus clientes.