Las fiestas de empresa son eventos muy importantes, especialmente en empresas de mediano o gran tamaño, donde la mayoría de los empleados no se conocen entre sí. Éstas permiten que los trabajadores se relacionen entre sí en un ambiente informal o festivo, lo que puede hacer que se aprecien más y se entiendan mejor en un futuro.