Los diferentes medios de comunicación están hartos de rechazar las llamadas de atención de todo tipo de organizaciones, instituciones o empresas que desean fervientemente que les ayuden a promocionar sus eventos.