Despedir a tus trabajadores en los días festivos de Navidad no tiene por qué ser aburrido ni costoso. Deja que se tomen un respiro y apuesten por lo mejor del sentido del humor y la tranquilidad, al final del turno de mañana o en el de tarde…