El otoño da pie a la diversión y al disfrute de los últimos momentos sin lluvia, practicando tanto deportes como juegos en familia y en especial fiestas para los niños.