Vivimos en una época y en un momento en el que una empresa que no tiene cuentas y presencia en las diferentes redes sociales o que no tiene una página web propia, es una empresa que no existe. Y es que, si los usuarios no pueden encontrar la marca o la empresa en una búsqueda rápida, para ellos esa marca será como si no existiese.

Ahora casi toda la comunicación de la empresa y gran parte de las campañas publicitarias y las estrategias de marketing van dirigidas a las redes sociales o el posicionamiento SEM, para lo que es necesario tener cuentas en redes sociales y una web.

Siendo conscientes de la importancia de dicha presencia en el entorno digital y de la necesidad de un community manager profesional que se encargue de gestionarlas y actualizarlas a diario, veamos qué redes sociales son las más importantes y las más recomendables para nuestra empresa.

No siempre es buena idea estar en todas, sino elegir aquellas que más efectivas puedan ser y que ayuden a la empresa a lograr los objetivos fijados previamente.

Redes sociales y plataformas más destacadas

A la hora de realizar campañas de marketing digital, la red social más utilizada por las empresas es Facebook. Y es que es una de las plataformas más utilizadas y con más usuarios.

Además, entre sus diferentes ventajas encontramos la segmentación muy exacta, medida y controlada que podemos realizar, la facilidad que presenta para realizar campañas y todas las funciones, herramientas de medición y difusión.

La otra gran red social elegida por las empresas es Twitter, que permite la comunicación directa con los usuarios y puede ser muy interesante para diferentes usos, como eventos de empresa, estrategias concretas de marketing digital, anuncios, campañas, etc.

No es una red tan grande ni utilizada como Facebook y no permite segmentar con tanta facilidad, pero sigue siendo una buena plataforma para contar con una cuenta en ella.

Otras redes sociales que están en auge y que cada día son más utilizadas son, entre otras, Instagram, Snapchat, Pinterest…

La primera, Instagram, permite una muy buena sincronización y complementación con Facebook, debido a que fue comprada por esta última y se ha adaptado poco a poco a las empresas y los anuncios.

Con la implementación de las stories y publicaciones temporales al estilo Snapchat, Instagram ha incrementado el uso y el interés de los usuarios, por lo que puede ser una buena plataforma para anunciarse.

Respecto a Snapchat, el uso en España no es tan alto como en otros países como Estados Unidos, por lo que sería más destacada su rival Instagram.

Por último, Pinterest puede ser interesante en según qué funciones o estrategias de marketing digital, como mejorar el posicionamiento SEO de una web o atraer cierto público.

A nivel de marketing digital no suele estar entre las primeras opciones, pero puede ser un lugar destacado para tareas concretas y ciertas estrategias.

¿En qué redes sociales debe estar nuestra empresa?

Hay que tener en cuenta muchos factores diferentes a la hora de responder a esta pregunta, y es que no todas las redes sociales pueden ser efectivas o útiles para nuestras estrategias de marketing digital, para nuestras campañas de publicidad o para alcanzar nuestro público objetivo.

Esto es algo que veremos en el próximo apartado, pero antes, analicemos qué redes sociales pueden ser las más recomendables para el uso que queremos darle a la hora de realizar campañas, dotar a nuestra empresa de herramientas de comunicación online con los clientes y tener presencia en las redes.

En primer lugar, la más recomendable para casi cualquier empresa y marca es Facebook.

Tanto por las ventajas que hemos nombrado en el apartado anterior como por el hecho de que sea una red social que busca, de cierta forma, centralizar un mercado globalizado, llegar a todo el mundo y contar con un tipo de usuarios variado, extenso y completo, que interactúa con las publicaciones de las páginas y los anuncios, es decir, que las comparta, participe de sorteos, les dé me gusta o reaccione a ellos, comente, etc.

Es una red social en la que no se puede no estar, por ser la principal hoy en día para el mercado de las empresas y por todo lo que conlleva en materia de publicidad y campañas digitales.

En Twitter, a nivel general, no es tan recomendable tener presencia como en Facebook, pero para según qué empresas y marcas puede ser la red social más recomendable o una muy buena apuesta y es que también facilita los botones de compartir y la interacción con las publicaciones.

Además, ha mejorado el tipo de anuncios y campañas que se pueden realizar en la plataforma y es una vía directa para con el usuario y cliente potencial.

Donde todos quieren informarse de la actualidad al minuto y disfrutar de contenido variado, puede ser un buen lugar para situar nuestra empresa y su contenido de interés, así como comunicar eventos de empresa o festividades concretas, campañas, sorteos, publicaciones variadas, etc.

Respecto a Instagram, la elección es más sencilla. Las empresas relacionadas con la moda, las compras en internet, la ropa y los complementos, los eventos, la música y la tecnología han encontrado un buen lugar donde anunciarse en las stories y la plataforma de Instagram.

Sin embargo, es una red social muy visual, donde el interés del público recae sobre unos temas concretos, por lo que hay que medir muy bien si se quiere estar en ella porque conviene para la marca o si no serán efectivas las campañas y las publicaciones porque no es el tipo de público al que se pretende llegar.

Sin embargo, como ya hemos dicho, es una de las más fáciles a la hora de elegir, por ser más sencilla y concreta que otras redes como Facebook o Twitter.

En Pinterest, Snapchat y otras la decisión dependerá del tipo de campañas que se quiera realizar, de los objetivos a lograr y de las funciones o necesidades de la empresa para con su marketing digital.

Por qué no estar en todas las plataformas

Es muy importante saber que no siempre es recomendable tener presencia en todas las redes sociales. Y es que habrá unas en las que podremos lograr nuestros objetivos y otras que quizás no nos sirvan para lo que demandamos.

Además, cuantas más redes sociales tengamos, mayor será el trabajo a realizar, la medición de las mismas, el análisis, la elaboración de campañas de marketing digital, etc. Los costes de mantenimiento y del Community Manager serán superiores.

Podría ser más interesante o recomendable destinar el presupuesto a dos o tres redes sociales en lugar de a cinco o más, para priorizar aquellas redes que nos convengan y captar a los clientes potenciales en ellas.

Por otro lado, debemos saber que una red social en la que está nuestra marca, pero no se publica nada se convierte en un problema. Es más conveniente eliminar la cuenta que dejarla inactiva, ya que perjudica la imagen de la marca y la empresa.

Siguiendo estos consejos, podremos elegir en qué redes sociales estar y en cuáles no, así como mejorar nuestro marketing digital y lograr nuestros objetivos.

Y a ti, ¿qué red social te interesa más? ¿Cuál es la que más usas y la que sugieres para tu empresa?

Déjanos tu opinión, ¡nos interesa!